viernes, 7 de diciembre de 2012

Rostros prefabricados

Holaaaa.


Hoy traigo la primera edición de mi proyecto Rostros Prefabricados, una dinámica colaborativa que es prácticamente un juego de interpretaciones alrededor de un sujeto que se ha autorretratado bajo técnicas no fotográficas.

Les platico un poco el proceso:

- Una persona me muestra un autorretrato hecho en cualquier técnica y soporte (no fotografías o dibujos basados en fotografías. Tampoco importa que no se parezcan).
- Retrato a esa persona tomando como referencia su autorretrato, tratando de igualar iluminación y encuadres.
- En la fase de post producción, con técnicas digitales doy a la foto el acabado del autorretrato original.


El autorretrato comprende un análisis de uno mismo que va desde plasmar nuestra apariencia física hasta reflejar actitudes o sentimientos, pero la realidad es que la mayoría de nosotros cuando nos autorretratamos NO NOS PARECEMOS. ¿Por qué? Mas allá de si somos buenos o malos dibujando, el inconsciente nos gana y generalmente plasmamos el cómo nos gusta vernos o cómo queremos ser percibidos. Estas premisas me llevan a pensar que el autorretrato tiene cierto grado de fidelidad y otro de mentira, pero y si me baso en ese soporte tan subjetivo para retratar al mismo sujeto ¿qué estoy haciendo?

Les presento a los rostros prefabricados:



Rocío
Oleo sobre tela.





Digital.







Carla
Bolígrafo y papel sobre frijolitos rojos y un botón.







Diana Garrido "Nya Nya"
Xilografía








K de Karen kokodrilo
Bolígrafo sobre papel cuadriculado.