domingo, 14 de octubre de 2012

A ver, un beso de pescado

"ay... nos están viendo"

Hola :)

Hoy vine a platicar que amo a mi pez, su nombre es Naranjo.

No habla y tampoco hace mucho, pero está lindo y lo quiero.

El amor es interesante, es gracioso, es bonito. Los que se aman tienen una gran ventaja ya que se ayudan mutuamente a vivir de manera más feliz, se ayudan con las cargas pesadas, amenizan los momentos, disfrutan los silencios, luego se enojan y al hacer las paces como consecuencia de tolerar y adaptarse a estar en la vida de otro (generalmente).

No creo que Naranjo me quiera, tal vez solo le caigo bien porque lo alimento, pero a veces pienso que el amor hacia cualquier ser tiene un poco de ése amor como el que yo le tengo a Naranjo: mentes distintas, puntos de vista distintos, son mundos distintos que buscan mezclarse y al final son las combinaciones adecuadas las que logran el éxito (y Darwin estaría de acuerdo conmigo, pero está muerto).



Fase 1


Fase 2


Fase 3 

...y el ciclo se repite y se repite



No hay comentarios.: